ELIGE TU ESTILO




Me encanta la moda y se que hay muchos tipos de estilos, pero no se si les pasa a ustedes que aveces no sabes ubicar bien las tendencias concretas de cada uno de ellos, es por ello que me he querido informar un poquito sobre los diferentes estilos, para entenderlos mejor y poder compartirlo con todas ustedes.






Varias mujeres se visten de determinada manera por una cuestión de costumbre y comodidad,  pero si se detuvieran a pensar que con esa elección están revelando detalles acerca de sus emociones y personalidad, probablemente cambiarían de vestuario.

Más allá de las tendencias que marcan cada temporada está la imagen de cada una de nosotras y su importancia en la sociedad. Sé que encontrar un estilo propio puede equipararse para muchos con la búsqueda del Santo Grial, varios dicen tenerlo, pero tan solo unos privilegiados pueden presumir de él, ya que el resto simplemente parecen tener que conformarse con ser miembros del engranaje de la industria de la moda en el que destacar resulta complicado. 

Todos vestimos prácticamente igual no es ninguna novedad. La globalización ha hecho que los patrones estéticos se repitan y la necesidad de alternativas es cada vez mayor. "Hay que buscar más que nunca fuera de las tendencias que marca la moda, pero que a la vez puedan coexistir y complementarse", asevera Belén Naverán, autora del libro 'Reinvéntate y vístete como deseas'.  

¿Cuál es la clave para dar con un estilo personal? 
Siendo coherente con uno mismo, centrándonos en los aspectos de nuestra personalidad que deseamos transmitir con nuestra imagen, sin estar atados a convencionalismos, ni buscando la aceptación de los demás, en  definitiva, utilizando la moda como una expresión de nuestra individualidad.

Estoy segura que la creatividad y la búsqueda de una identidad son los dos factores principales para dar con aquello denominado estilo, pero no hay que olvidar que la evolución resulta igual de prioritaria.  Las personas cambiamos con los años y necesitamos reinventarnos continuamente.  A lo largo de nuestra vida vamos superando etapas que nos hacen crecer y madurar, y eso se ve reflejado en nuestra imagen, seamos conscientes de ello o no. De ahí la importancia de sacar lo mejor de nosotros mismos en cada momento para reafirmar nuestra identidad ante nosotros mismos y ante los demás.


Más allá de lo que se lleve o no, es el estado de ánimo lo que marca las decisiones que tomamos frente al armario. Por ejemplo, si yo soy una persona feliz, segura de mi misma y con una buena autoestima esto se reflejará en mi apariencia con una postura erguida, abierta a los demás, y con un vestuario cuidado, transmitiendo una imagen mía de aceptación y seguridad.​  Por todo esto, hay que tener siempre presente que las decisiones que tomemos a diario acerca de nuestra ropa van a influir en cómo nos sintamos y nos perciban los demás.  Estos son algunos de los datos que puede estar transmitiendo tu ropa acerca de ti.

Les muestro un vídeo, espero que sea de su agrado:

























































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario